Abuelos bailaron al ritmo de la Banda de Música del Servicio Penitenciario Bonaerense

Fue en La Plata, en el edificio Anexo del Senado.

En el Anexo de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, la Banda del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) regaló  un concierto de “Bailes de Salón” a más de 300 adultos mayores de diferentes centros de jubilados y de otras instituciones.

Cerca del mediodía de ayer, el Salón Central Eva Perón del edificio de 7 y 49 se pobló con los contingentes que fueron arribando desde diversos puntos de La Plata y del Gran Buenos Aires. A su vez, los cadetes de la Escuela del SPB invitaron a sumarse a las personas de la tercera edad que pasaban por la transitada esquina céntrica.

El repertorio propuso un viaje imaginario por distintos salones de baile alrededor del mundo, con música muy diversa, pero que incitaba a levantarse de la silla. “What a Wonderful World”, de Louis Amstrong, “Serenata a la Luz de la Luna”, de Glenn Miller, “La Cumparsita”, de Gerardo Matos Rodríguez, y “Danubio Azul” de Johann Strauss, fueron sólo algunas de las melodías que sonaron.

“Fue un encuentro gratísimo. Nos encontramos con una hermosa sorpresa al ver a la Banda del Servicio Penitenciario. Es un mimo que le hacen al corazón, al alma. Me encantó y no pensé que, de pronto, podía bailar y compartir con mis compañeros. El tema “A mi manera” fue uno de mis preferidos, ya que me recordó a mis épocas de juventud”, expresó la jubilada, Rita Casa.

En el evento organizado entre la Dirección Provincial de la Tercera Edad del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Justicia, cuarenta cadetes asistieron permanentemente a los abuelos que así lo requerían.

A su vez, representantes del Ministerio de Justicia, de las direcciones provinciales de Lucha contra la Trata de Personas, del Centro de Protección de los Derechos de las Víctimas y de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos, repartieron a los presentes folletos explicativos y medios de contacto para saber a dónde dirigirse ante una violación a los Derechos Humanos, o para una mediación prejudicial o comunitaria, o frente a una situación adversa como consumidores.

COMPARTIR NOTICIA