Caso Renzo: Los dos acusados de matarlo quedaron más cerca de la libertad

La cámara penal de La Plata revocó el fallo en contra de Rosa Martignoni y Diego Villanueva mediante el cual se les denegó el beneficio de la morigración de prisión, ahora  la situación deberá definirla el Tribunal Oral y Criminal III. La madre del pequeño prepara una nueva manifestación.

Los jueces Carlos Arguero y Fernando Mateos cuestionaron el fallo que la magistrada Marcel Garmendia emitió hace un mes en donde le denegó beneficios de excarcelación a las dos personas detenidas y acusadas de matar al pequeño Renzo Villanueva (7) en octubre del año 2017.

Los jueces cuestionaron los argumentos de la titular del Juzgado de Garantías 5 indicando que Garmendia hizo una valoración arbitraria del asunto al considerar que la pena expectativa es alta y que ese debe ser un motivo para mantener a los imputados tras las rejas.

En ese sentido dieron lugar en forma parcial a los planteos defensistas presentados por los abogados Juan José Barragán y Dario Saldaño ambos representantes de los acusados.

En otro de los pasajes de la sentencia interlocutoria a la que este medio tuvo acceso el pasado viernes los magistrados señalan que la jueza evitó tratar a fondo los informes requeridos al Servicio Penitenciario sobre la conducta y salud Villanueva y Martignoni.

De este medio y a anular el rechazo a los beneficios de excarcelación, serán los jueces Santiago Paolini, Andrés Vitali y Ernesto Domenech los que deberán resolver si el padre del pequeño Renzo y quien era su pareja esperarán el juicio (aún sin fecha) tras las rejas o fuera de una unidad penal.

En tanto Angela Donato madre del niño y principal acusadora adelantó que el próximo viernes realizará una nueva marcha al fuero penal de La Plata a fin de solicitar una vez más que los dos imputados sigan detenidos.

 

El caso

 

El hecho data del 10 de octubre del año 2017. El fiscal Marcelo Romero (UFI 6) sostiene que hay elementos suficientes para inferir que cerca de las 20 horas de ese día Diego Villanueva y su pareja Rosa Martignoni dieron muerte al pequeño Renzo Villanueva, arrojándolo al vacío por una de las ventanas del departamento 7 A que se ubica en calle 9 al numeral 1124.

“Los imputados procuraron que su accionar ni siquiera quede enmarcado en la forma culposa de la figura homicida realizando en forma reiterada declaraciones contradictorias”, se lee en el dictamen del fiscal.

Algunos de los elementos con los que el funcionario judicial funda el petitorio son:

-La poca fuerza en brazos que tenía Renzo según los informes aportados por Patricio Ladaga, acompañante terapéutico del niño. Esto colisionar con la versión que quiso aportar la defensa al sostener presentando fotos que el menor podía subirse a variados juegos en plazas.

-“Renzo casi que no tenía fuerza en sus manos”, señaló Ladaga en uno de los informes. Este elemento descartaría de plano el hecho de que pudo haberse trepado a la ventana por su cuenta.

-Tenía predominación a ser obediente como parte de su timidez y falta de autonomía.

-Diferenciaba muy bien el sí del no

-Era obediente y dócil.

-Tenía conciencia del peligro.

-No era inquieto, era tranquilo.

-No podía trepar porque carecía de fuerza.

Así las cosas, el fiscal está convencido que con las pruebas incorporadas “Renzo no cayó al vacío por accidente, como desde el vamos los imputados pretendieron hacer creer”.

Se agrega que “según la hipótesis acusadora el hecho fue producto de una diagramación previa que aunque grosera y hasta grotesca fue urdida. A lo largo de la pesquisa se ha logrado reconstruir la vida, su forma de ser, sus capacidades y sus déficits por medio de las personas que lo han acompañado”, señaló ante este medio un vocero ligado a la investigación.

En el expediente también obran manifestaciones de especialistas médicos que complican al padre del pequeño: “Se han detectado síntomas de maltrato. En una oportunidad en que acudió a la guardia trasladado por su madre presentaba lesiones que se correspondían con maniobras de compresión digital en su cuello”.

La calificación para los acusados es de homicidio simple (para Martignoni) y homicidio calificado (para Diego Villanueva).

Ángela Donato, madre del niño realizó junto con allegados un pedido expreso de celeridad para que el expediente avance hacia una condena para ambos imputados.

En esa línea se realizó este lunes una manifestación en frente al edificio de fiscalías de 7 entre 56 y 57 para exigir justicia. Con este nuevo avance, sostienen que se ha dado un paso pequeño hacia el objetivo.

A pesar de esto, los tiempos del Poder Judicial mantienen en vilo a una familia que busca el descanso en paz para el pequeño de 7 años.

COMPARTIR NOTICIA