Habló la pareja del hombre hallado muerto en una obra abandonada: ‘Yo creo que lo mataron’

Nahime Siman de 35 años, era pareja del fallecido desde hacía 6 años, a Leandro Soria (35) lo encontraron muerto en un edificio abandonado frente a Plaza Rocha. Hay dudas.

Nahime Siman pide justicia por la muerte de su pareja Leandro Soria a quien encontraron muerto el domingo en horas del mediodía en un edificio abandonado sobre Diagonal 73 y 7, frente a Plaza Rocha.

La mujer ya declaró en la DDI La Plata y a 48 horas del hecho está convencida de que a su pareja la mataron y de que su muerte no fue accidental: “La última vez que lo vi fue ese domingo que yo cumplí años, nos vimos por última vez entre las 2 y las 4 de la mañana, luego me fui y él se quedó en el lugar, se que tuvo una pelea con otra persona pasadas las 7 de la mañana”, explicó la mujer a este medio.

“Con la primera luz del día sé que Leandro se fue a comprar un vino con otra persona y que los vecinos antes de su muerte escucharon gritos y una discusión. Todo es muy raro, sé que la pelea fue con un hombre que se llama Juan y que tiempo atrás iba a la escuela con Leandro, pelearon porque este hombre nos quiso entrar a robar”, señala Nahime aunque agrega que el sospechoso: “suele parar en el edificio que está en frente”.

Nahime y Leandro vivían en la obra abandonada desde hace al menos tres años. Ambos se ganaban unos pesos con la venta ambulante y con la confección de pulseras y otras artesanías.

“Hay personas que se contradicen y un conocido de nombre Sebastián tiene marcas en sus manos. La policia sabe esto y no hay nadie detenido, yo quiero que se haga justicia, también hay otra mujer que vive en otro edificio abandonado de la zona. Ella se contradice mucho”, agregó Nahime quien cumplió años el pasado domingo y no tuvo tiempo de festejar ya que este hecho la conmovió como nunca.

Ahora es ella quien se pone en el rol de investigadora y agrega un dato que puede ser saliente para la investigación: “Uno de los pibes que para en la plaza me dijo que encontró una visera de Leandro, tenía sangre esa prenda y me dijo que la iba a quemar, hay cosas muy extrañas porque esa es una prueba que nadie levantó”, manifestó la mujer.

Por último cerró diciendo que: “Luego de su muerte la gente sigue entrando y saliendo del oficio sacando y dejando cosas, es todo muy irregular”.

En tanto los investigadores relevan cámaras de seguridad de la zona para reconstruir los momentos previos y posteriores al suceso que tiene a cargo de su esclarecimiento el fiscal Marcelo Romero a cargo de la UFI 6 de La Plata.

COMPARTIR NOTICIA