Un asco: Cucarachas y roedores en los pasillos del Hospital Alejandro Korn

Siguen las denuncias por parte de trabajadores y pacientes. Este jueves habrá una medida de fuerza, elaboraron una carta que fue difundida en redes.

Los pedidos por mejores condiciones edilicias, de limpieza y de infraestructura siguen en pie en el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero. El edificio de 520 y 175 está repleto de roedores y de cucarachas, a eso se le suma el decadente estado edilicio y el faltante de insumos.

Pese a los reiterados reclamos de los trabajadores y de los pacientes, las autoridades no han resuelto los planteos presentados en una larga lista de problemáticas que aquejan al personal en el día a día.

Ante ese panorama se anunció una medida de fuerza con paro y corte de calle que tendrá lugar frente al edificio el próximo jueves desde las 9 de la mañana. Para respaldar esa decisión, los trabajadores difundieron una carta abierta:

No tenemos repuestas, es indignante seguir trabajando en estas condiciones, no somos escuchados.

Nuestra lucha no es solo por nosotros sino también por los usuarios que son los que conviven en pésimas condiciones, carentes de los recursos básicos para el mejoramiento y restauración de su salud viven entre roedores, cucarachas, sin calefacción, alimentos escasos y en mal estado, a los dispositivos insertos en la comunidad donde viven algunos usuarios solo les envían fideos y el personal de enfermería en varias oportunidades compra de sus bolsillos algún producto como salchicha (es lo que podemos) para brindarles  algo más, algunas galletitas, etc, nos desespera saber que están mal nutridos que no se satisfacen sus necesidades básicas. Faltan elementos de higiene personal, falta de pañales para usuarios que los necesitan, desinfectantes para la limpieza de la casa, los baños se convierten en focos comunes de infecciones no nos dan lavandina, a estas paupérrimas condiciones le agregamos la faltante de luz por más de 36hs en algunas casas de convivencia. También el sector médico quirúrgico fue alcanzado por la desidia, falta de calefacción e insumos, tomográfo roto, etc hace que todo usuario allí internado sea vulnerado sin que nadie le importe.

Intentan cerrarnos  la boca pero seguimos luchando por nuestros derechos, por la dignidad de los usuarios y lo vamos a hacer  hasta que seamos escuchados y tengamos una favorable respuesta, somos amenazados, perseguidos, cansados del abuso de poder, pretenden desestabilizar al personal cambiando régimenes horarios según ideología pueden lograr beneficios expectaculares donde pueden llegar a trabajar cada 6 meses situaciones que ponen a la luz la clara intención de malestar entre compañeros generando ámbitos propicios de violencia institucional, atentan contra nuestra autonomía prohibieron que se registre lo sucedido con usuaria mordida por las ratas, en oportunidades debemos lidiar con agresiones impartidas por los usuarios debido al manejo inapropiado y la falta de evaluaciones medicas oportunas en los servicios del área de salud mental, nos quieren callar, no tenemos insumos, no tenemos ropa de trabajo, vivimos en la decidía, en la inseguridad, no somos reconocidos, nos usaron durante la pandemia, sin francos, sin vacaciones y hoy no somos más que un número,

La dirección se dedica a recorrer los servicios para amedrentar, amenazar, estamos cansados ya no podemos trabajar de esta manera !!!

Decimos basta al abuso de poder!

Basta a la persecución ideológica!

Basta de violencia institucional!

Basta de tratarnos como un número!

Basta de inseguridad!

COMPARTIR NOTICIA