La respuesta al joven no binario: “Atacó a mi mujer y es mentira que le pegaron por su sexualidad"

El joven no binario fue denunciado por golpear a una mujer e increpar a otra femenina embarazada. Hay descargos cruzados en la Comisaría de Ponsati. Los motivos del suceso. Negaron que haya sido golpeado por ser no binario o bien por su enfermedad.

El joven Winfried Fallon Noriega denunció via redes que fue víctima de un ataque a golpes por su condición sexual y su enfermedad (autismo). El reclamo se viralizó en redes sociales pero sin tener en cuenta la verdadera versión de los vecinos.

Miguel es propietario de la vivienda que el joven alquilaba junto a su mamá Susana, en declaraciones a este medio el dueño de la casa expresó: “Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando este hombre junto a su madre mantuvieron otra discusión con una vecina embarazada a la que el chico increpó, luego atacó a mi esposa provocándole lesiones en el cuello”, señaló Miguel a este medio.

Por este ataque Winfried Fallon Noriega fue denunciado en la Comisaría de Villa Ponsati: “Tuvo la cobardía de pegarle a una mujer y cuando lo empezaron a golpear a él se victimizó diciendo que le pegaban por ser no binario y por tener autismo, eso no es cierto porque ni yo ni mi familia somos así. En el momento más difícil de mi vida fue una persona no heterosexual la que me ayudó a salir adelante, por lo tanto no tengo nada en contra de ese colectivo”, manifestó Miguel.

A su vez este medio pudo confirmar que Noriega y su madre Susana ya habían tenido problemas con el dueño de otro inmueble que alquilaban en 121 entre 65 y 66.

Por último Miguel explicó que se arrepiente de haberle alquilado la vivienda al acusado y a su madre: “Me quedaron debiendo dinero y no querían irse a pesar de haber incumplido con lo acordado, ahora se victimiza atrás de su condición sexual y de su enfermedad”, cerró el entrevistado.

Cabe señalar que este miércoles Noriega y su madre dejaron la casa que alquilaban en Ponsati. No obstante el episodio quedó judicializado y las denuncias cruzadas siguen en pie.

COMPARTIR NOTICIA