Preocupa el creciente consumo de la denominada “pastilla del día después”

Consideraciones, recomendaciones, efectos y consejos.

LABUENAINFO-Por Marcos Elichiri-

A pesar de que las campañas para la promoción de preservativos  y otros métodos anticonceptivos aumenten cada año, las pastillas de emergencia o “del día después” no dejan de ser uno de los productos más vendidos en las farmacias.

Por ese motivo es importante recordar a las personas gestantes que este es un método exclusivamente de emergencia y se debe prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual utilizando preservativos o bien, llevando a cabo  un plan anticonceptivo cuidadosamente planeado y rutinario como lo son las pastillas anticonceptivas.

La pastilla del día después, como ya se mencionó anteriormente, es un método de emergencia que se basa en una descarga muy alta de la hormona Levonorgestrel, precipitando o alterando como efecto colateral el sangrado o menstruación regular, alterando el ciclo normal.

Este medicamento se utiliza para prevenir los embarazos no deseados, sólo en caso de que hayan fallado otros métodos anticonceptivos, se haya roto un preservativo, o en casos de violencia sexual.

Se debe tomar dentro de las 72 horas como máximo pero lo ideal es tomarla cuanto antes después de haber tenido el acto sexual sin protección. Si es inmediatamente luego del acto sexual, mucho más efectivo es el método de emergencia.

La eficacia en la reducción del riesgo del embarazo de la pastilla es, según la OMS, del 52% al 94% dependiendo del tiempo de ingesta antes mencionado.

Cabe aclarar que esta píldora, al igual que los anticonceptivos orales combinados, no protege contras las infecciones de transmisión sexual. El preservativo es el único método que protege contra ETS.

Mecanismo de acción: este medicamento funciona solo como plan B previniendo la ovulación; también tiene efecto en la densidad del moco cervical, y reduciendo la motilidad de los espermatozoides.

Aclaración importante: No tiene efecto en los embarazos si se toma después de la implantación del óvulo fecundado.

O sea, si la fecundación ya se llevó a cabo, la pastilla del día después no tiene efecto alguno sobre el futuro embrión.

Efectos secundarios

El más común son las náuseas y vómitos (si una mujer vomita en las 2 horas posteriores a la toma, debería tomarse una dosis adicional lo más pronto posible). Alteración del ciclo menstrual regular.

Otros síntomas pueden ser los dolores abdominales, cefaleas, cansancio, dolor en los senos o dolor abdominal.

Y uno importante, si el sangrado post toma es abundante, consultar con un médico inmediatamente por el riesgo de anemia ferropénica.

Es muy común la interrupción temporal del ciclo menstrual. Es alto el porcentaje de mujeres que después de haber tomado esta pastilla, y haya sido antes de la ovulación, experimenten sangrado dentro de los 7 días.

Si se toma después de la ovulación, aumenta la duración de la fase lútea; ahí retrasa la menstruación por unos días.

Estas alteraciones sólo se producen en el ciclo que se tomó la pastilla. La duración de los ciclos posteriores no es afectada significativamente.

Si el período menstrual tiene un retraso de dos semanas o más se debe descartar el eventual embarazo con un test.

Consejos fundamentales

1. NO ES ACONSEJABLE USAR ESTE MÉTODO DE EMERGENCIA MAS DE DOS O TRES VECES AL AÑO

2. Cuidarse siempre con preservativos en casos de sexo ocasional

3. Consejo fundamental es tomar pastillas anticonceptivas combinadas: más allá de la anticoncepción, tienen muchos beneficios no contraceptivos.

COMPARTIR NOTICIA