Inauguran 9 quirófanos, salas y equipos en el Hospital de Niños de La Plata

  • sociedad
  •  
  • 22 de noviembre 2019 - 07:14

Los directores del Hospital de Niños «Sor María Ludovica» inauguraron salas, quirófanos y equipamiento de alta complejidad en una recorrida que realizaron este jueves al mediodía junto con el viceministro de Salud, Leonardo Busso, y el director provincial de Hospitales, Alejandro Ravecca.

Las salas nuevas son: 18 (de transplante de médula ósea); 14 y 16 (de terapia intermedia); 11 (de neonatología); la antigua sala 9 (del pabellón de lactantes); y la de hemodiálisis. Estas salas se suman a la 17 (inmunocomprometidos, que tenía una obra previa que se terminó en 2017) y la sala de nutrición, que finalizó en el mismo año.

“La idea de hoy era hacer una recorrida con las autoridades provinciales para ver las obras que se habían realizado en la terapia intermedia y en las salas de neonatología, que se hicieron a nuevo desde el punto de vista de la parte eléctrica, la parte de gases medicinales y la de climatización”, expresó José Pujol, director ejecutivo del hospital.

También se reinauguraron los 9 quirófanos con los que ahora cuenta el hospital, después de finalizar una obra que había comenzado en 2016 y se había realizado en 3 tramos de 3 quirófanos cada vez. «Hace unos 15 días nos entregaron la última etapa con los últimos tres; así que tenemos los 9 quirófanos puestos según normas internacionales, con gases medicinales nuevos, electricidad y climatización nueva, así como medidas de seguridad en los pisos antiestáticos para no tener riesgos eléctricos (ni para el paciente, ni para los profesionales y no profesionales que trabajan dentro del quirófano)«, expresó José Pujol.

El director destacó que otro hecho importante fue la entrega de lo que tiene que ver con la parte de hemodinamia: el angiógrafo. "Es un equipo que colocaron hace unos meses pero faltaba terminar una de las partes de la obra civil (que es la colocación del aire acondicionado central). Ya se terminó y hoy lo recibimos, así que en breve el angiógrafo va a estar funcionando, conjuntamente con el centellograma que está instalado y por el que se hicieron todos los trámites en la comisión de energía atómica como para poder empezar a hacerlo funcionar. Calculamos que en el período de un mes ya va a estar funcionando también el aparato de centellografía", sostuvo José Pujol.

Pero además de los quirófanos, las salas y el equipamiento nuevo, el director destacó el apoyo con el que contaron por parte del ministerio, desde donde estuvieron comprometidos con grandes obras edilicias y también con otras en cada una de las salas y quirófanos, donde hay aparatología que se incorporó nueva: monitores, mesas quirúrgicas, central de monitoreo para las salas, mesas de anestesia, lámpara scialíticas para el quirófano., entre otros.

Pujol agregó que desde la dirección del hospital se siente contentos y muy orgullosos de la tarea que supieron realizar. "Por la cantidad de obras que hubo, ediliciamente el hospital cambió muchísimo; así como desde el punto de vista tecnológico con la incorporación de dos grandes equipos como el centellograma y el angiógrafo; pero también pequeños equipos en cada lugar han hecho que mejorara la capacidad de cada sala y la necesidad de poder incorporar pacientes más complejos", expresó el director, quien agregó que sintió el compromiso y apoyo de los jefes de servicio, los médicos, los enfermeros y el personal no profesional del hospital. "Se han dado cuenta de que trabajando todos juntos se pueden mejorar la infraestructura y el lugar de trabajo; y cuando la gente tiene un lugar de trabajo un poco más digno también lo siente como propio, por eso empezaron a mejorar ellos mismos los lugares donde estaban y a tener un mayor compromiso en el trabajo diario con el paciente".

Un dato importante es el que surge a partir de lo que se ha conseguido a partir del dinero del SAMO (que se recupera de las obras sociales; siendo una parte para el personal, otra para el ministerio y otra para el hospital): "con la idea de ir mejorando los lugares, una de las cosas que hicimos fue comprar camas, incubadoras y cunas para que las salas nuevas (como la de terapia intermedia que se inauguró hoy) tengan cunas nuevas, y no aquellas que venían estando desde hace muchísimos años". 

El director agregó que el hospital tiene entre 280 y 300 camas, cunas e incubadoras (de acuerdo al momento del año). Y que en los últimos años han comprado y recambiado alrededor del 70 por ciento de ellas. Esto implica que la mayoría de las salas de lactantes del edificio nuevo tienen cunas nuevas. Las camas de las salas de clínica también son nuevas. "Esto para nosotros es muy importante porque tomando fondos de diferentes lugares hemos podido sectorizar y comprar determinadas cosas". Pujol destacó también las donaciones recibidas, con las que han hecho algunas obras menores, como la renovación del Salón de Usos Múltiples y el Espacio Amigo de la Lactancia, entre otros, gracias al aporte de la Fundación Ludovica y a la colaboración de la gente.

COMPARTIR NOTICIA