Pata Medina: Piden que también caigan los otros cómplices 

Desde Defendamos La Plata sostienen que tanto empresarios inmobiliarios como exfuncionarios locales y provinciales deben responder ante la justicia por ser parte de un circuito sucio y perjudicial para la ciudad capital bonaerense.

La ONG Defendamos La Plata emitió un comunicado en las últimas horas en donde exige que los cómplices del sindicalista también los acompañen en la acusación que la justicia sostiene. 

“La caída en desgracia de El Pata es el tema del momento. Se describen sus aprietes y coimas, pero no se menciona a quienes las pagaban. El Pata no era externo al negociado inmobiliario sino un socio necesario, que conocía los números y recibía su parte de sus cómplices, señalaron. 

Indicaron que esos cómplices son los que modificaron el Código de Ordenamiento Urbano (COU) a la medida de su codicia en 2010, se sostiene que “más que cómplices, son los socios mayoritarios. De ellos no se habla”.

Los asambleístas notan con preocupación como funcionarios y periodistas describen cómo el Pata frenaba las torres y el estadio en el Bosque, sin hacer mención al importante número de esas torres que se construyó con permisos ilegítimos, ni a que ese estadio fue levantado sobre un paseo y veredas públicos “cedidos” turbia e ilegalmente por el ex gobernador Scioli.

“Ahora refieren un desmesurado número de edificios suspendidos por El Pata. Nada dicen de los efectos devastadores que, de construirse, tendrían sobre La Plata. Tampoco hablan del impacto que ya tuvo la construcción sin control – COU y permisos turbios mediante- que saturó la infraestructura, arrasó con patrimonio irrecuperable, nos arrebató el paseo del Bosque y pauperizó la calle, destruyendo nuestra ciudad”, agregaron en el comunicado. 

Los integrantes de la ONG no olvidan la aprobación de un Código que le permitió al gremialista haber uso y abuso de la construcción: “Esperan que nos conmovamos por el drama que atravesaron los mismos que modificaron el COU para llenarse los bolsillos. Así, convirtieron la ciudad en el desastre que sufrimos los platenses todos los días. Así, habilitaron “desarrollos” y barrios cerrados, muchas veces sobre humedales –que rellenaron por arriba del nivel de la ciudad volcando, cada vez que llueve, el agua hacia el casco impermeabilizado por el cemento-. Así, inventaron a El Pata”.

En La Plata se sabía de los manejos e irregularidades de Medina incluso que “El Pata” les pedía coima, pobres: “Nada mencionan de las repetidas muertes de trabajadores –y vecinos- en obras inseguras, y de la necesaria ausencia cómplice del sindicato”, agregaron. 

Sabido es que la coima no la pagaban ellos: sino que se le transfería a todos los vecinos. En la obra pública la pagaba la sociedad con sus impuestos; y en la obra privada la pagaba el usuario final, ya que el “emprendedor” traspasaba el “sobrecosto” a los precios. Hoy, con el Pata tras las rejas, los valores al público no bajarán.

Dicen que la construcción no crecía en La Plata. Esto es lisa y llanamente una mentira insostenible: desde la sanción del COU (2010) se duplicó el cemento en la ciudad. Y se multiplicó de manera irracional el precio de vivienda y alquileres. Más monoambientes, a mayor precio. Negocio redondo.

“Los mismos que inventaron los “permisos provisorios de demolición” y produjeron daños permanentes –inundación, desbordes cloacales, marginación, asentamientos- son los que ahora nos amenazan con un nuevo “boom” de la construcción”, dicen desde la ONG. 

Además agregaron que : “Nada mencionan periodistas y funcionarios sobre las inauditas molestias, durante años, al céntrico barrio de la UOCRA: vandalismo, acoso, cortes arbitrarios de tránsito, etc. No existen para ellos los vecinos que murieron de angustia reclamando por sus derechos a una clase política no calificada y un poder judicial de cemento”.

 Por último señalaron que : “Resulta imprescindible investigar –la detención de El Pata lo demuestra- si hubo negocios inmobiliarios levantados a base de corrupción.

Los platenses reclamamos a la Justicia la profundización de la investigación, hasta esclarecer cómo y por qué se aprobó el COU en 2010, y juicio a los responsables -y sus cómplices en la clase dirigente- del drama que gracias a esta normativa viciada atraviesan la ciudad, la región y sus habitantes”

COMPARTIR NOTICIA