Revés para los policías de los sobres: La Corte revocó el fallo que los liberó 

Los Magistrados así lo resolvieron en un fallo unánime. El escrito consta de 12 páginas y de este modo los acusados quedaron al borde de caer una vez más en prisión. Uno de los abogados defensores planteó que el escrito de la Suprema Corte es político y adelantó que apelará a la Corte Suprema.

Los jueces Hilda Kogan,  Eduardo Julio Pettigiani, Héctor Negri, Eduardo Néstor de Lázzari, Daniel Fernando Soria y Luis Esteban Genoud resolvieron en un fallo unánime anular el resolutorio del Tribunal de Casación Penal emitido el pasado 24 de enero por medio de la Sala V y dispusieron que se dicte un nuevo pronunciamiento al respecto.

La oposición a la libertad de los comisarios había sido planteada por el fiscal de Casación Carlos Altuve.

En uno de los pasajes del fallo de la Suprema Corte se advierte un llamado de atención para los Magistrados Jorge Celesia y Mariano Borinsky. Se les advierte que debían estar en conocimiento de que había instancias no resueltas en el largo proceso de apelación que llevó a cabo la defensa y que resolvieron un habeas corpus a favor de los imputados sin tener en cuenta algunos criterios: “si bien es cierto que determinada doctrina ha posibilitado que el recurso de habeas corpus sea utilizado como mecanismo paralelo al recurso de casación, no es menos cierto que no podían utilizarse ambos al mismo tiempo o en forma escalonada”, esbozan los jueces de alzada.

Y en el fallo al que accedió este medio agregan: “el hábeas corpus formalizado como un recurso no constituye una acción constitucional y, en el caso que fuera utilizado como acción, tampoco autoriza a sustituir el criterio de los jueces de la causa, máxime cuando -en definitiva- la cuestión transita sobre la inteligencia que cabe otorgar al efecto que provoca la concesión de un recurso y la aplicación al caso del dispositivo del art. 431 del C.P.P. y esta temática ya se encontraba radicada      -en tiempo ordinario- en la misma instancia que, por vía elíptica, se arrogara competencia para resolver en el período de feria”.

Para la Suprema Corte esas breves reflexiones “demuestran con nitidez que en el sub la Sala de feria no tenía jurisdicción para intervenir. Al comenzar la exposición de su sufragio el doctor Celesia (único voto en disidencia) sentó el principio general aplicable al caso: la Casación no tiene competencia originaria en la materia y tampoco la posee cuando se intenta cuestionar por esa vía o a través del recurso de casación una decisión que ya ha sido objeto de impugnación ante las cámaras departamentales”, advirtieron.

En ese escenario la Sala V del Tribunal de Casación Penal deberá expedirse nuevamente al respecto y con la conformación original.

Los abogados Oscar Romano y Daniel Mazzochini adelantaron que apelarán a la Corte Nacional aunque aún aguardan por el resolutorio que deberá expedir Casación.

Ver Fallo (P128958) by Fernando Tocho on Scribd

Los implicados y los roles de la banda

Los expolicías que quedaron imputados pero en libertad son Raúl FrareJulio SáenzSebastián VelázquezDarío Camerini, Roberto CarballoWalter SkramowskyjAriel Huck y Sebastián Cuenca.

Si bien dos jueces de Casación tras un hábeas corpus ordenaron que los acusados esperen por ahora el juicio en libertad, la medida quedó en suspenso, ya que de prosperar la confirmación de sus detenciones en un nuevo fallo y de darse un nuevo rechazo al planteo defensista, los expolicías podrían volver a la cárcel.

A modo de repaso, según obra en el expediente, la jueza de primera instancia Marcel Garmendia está convencida conforme a las pruebas recolectadas que entre los meses de diciembre de 2015 y marzo de 2016, un grupo conformado por al menos seis personas, todas ellas en funciones policiales, y cuatro pertenecientes a la Jefatura Departamental de La Plata, integraron en forma organizada una asociación con el propósito colectivo de cometer delitos en perjuicio de distintas personas del ámbito jurisdiccional de la Jefatura.

A los cuatro integrantes se sumaron dos que resultaron ser los titulares de las seccionales policiales 12ª y 16ª de La Plata.

Las sumas de dinero que se recaudaban en forma ilegítima se entregaban a los integrantes de la Jefatura Departamental de calle 12, entre 60 y 61, en diferentes montos. Para su distribución se tenía en cuenta la jerarquía de cada integrante.

El titular de la Jefatura impartía directivas y dirigía las acciones de los restantes partícipes. El dinero bajaba y subía en la estructura piramidal de la policía, en tanto que el jefe de la oficina de operaciones y el secretario de la Departamental coordinaban entregas y distribuían entre ellos toda la plata obtenida en forma ilegal.

Además, la Justicia tiene por probado “a prima facie” que hubo participación de personal policial de las seccionales: 3ª (Los Hornos); 2ª (centro); 11ª (Ringuelet); 4ª (La Loma); 7ª; 14ª; 16ª; 8ª (Villa Elvira) y 15ª, junto con la División Patrulla Motorizada que depende de la Departamental.

“Abusando de su cargo, y amparándose en su condición de pertenecer a las fuerzas de seguridad, solicitaban y exigían en forma indebida la entrega de plata a comerciantes para brindarles seguridad o permitir funcionar sin habilitación o vender estupefacientes, entre otras actividades ilícitas”, se lee en uno de los pasajes del expediente.

Como casos referenciales se cita, entre otras, a la empresa “La Nueva Avenida” (agencia de remises), ubicada en 169 y 520, que debía pagar la suma de 300 pesos por semana para garantizar la seguridad del local, según prosigue el texto.

Más caro era el “servicio” para el supermercado de origen chino “California”, de 13 y 609, ya que el personal policial le solicitaba la suma de mil pesos por semana para garantizar que no hubieran robos.

Solo en el mes de marzo del 2015, personal policial de las dependencias mencionadas recaudó un total de 153.700 pesos divididos en 36 sobres con dinero que fue entregado por personal policial a la central de 12, entre 60 y 61, dirigidos a jefes.

El 1º de abril de ese año los titulares de las dependencias ingresaron en horas de la mañana a la oficina del Jefe Departamental y se retiraron. Estas entradas no fueron registradas en el libro de guardia.

La investigación se inició tras una denuncia anónima mediante la cual se daba a conocer el dato de que el titular de la Jefatura Departamental recibía una suma cercana a los doscientos mil pesos todos los meses por parte de los titulares de las comisarías mencionadas.

Tras la pericia caligráfica que ordenó el fiscal Marcelo Martini, dos peritos concluyeron que los jefes policiales Raúl Atilio Frare (Seccional 12ª de La Plata) y Federico Maximiliano Jurado (Comisaría 16ª -muerto en prisión-) participaron de la maniobra de los sobres.

En tanto, una denuncia anónima incorporada a la causa refería que el titular de la Comisaría 3ª de Los Hornos, Sebastián Nicolás Cuenca, estaba en connivencia con el jefe de la Departamental, Darío Camerini. Según el fiscal, esto quedó comprobado cuando se supo por medio de una declaración testimonial que en la primera jornada de abril de 2016, en horas de la mañana, el titular de la dependencia había sido trasladado hasta calle 12.

COMPARTIR NOTICIA